¿Gratis? No, gracias…

FOTO de  Carmen Soler Pagan Gracias amiga, siempre captas mis mejores momentos;)
FOTO de  Carmen Soler Pagan Gracias amiga, siempre captas mis mejores momentos;)

 

Tema recurrente y polémico donde los haya… Son muchas las entradas que leemos a diario sobre este tema en la Red y hoy quiero abordarlo de nuevo desde mi propia experiencia y perspectiva.
Quienes me conocéis y compartís conmigo en la red a diario sabéis que mi filosofía es siempre la de comunicar, compartir, cooperar. Ayudar en la medida de lo posible, y dentro de mis posibilidades, a las personas que estáis en mi comunidad dando valor a los contenidos compartidos así como a las personas que hay detrás.
Hasta aquí bien. Tengo la gran suerte de rodearme de personas como tú, que estás leyéndome ahora y que muy probablemente estás en la misma dinámica. Que sientes las redes como algo que debe sumarnos y aportar valor a todos.
Por desgracia, no todo el mundo es igual.
Hay quien pretende sacar partido de nuestro trabajo con el fin de obtener visibilidad propia a través de nosotros y de nuestro “Know How”; de nuestro saber hacer. De la presencia que hemos conseguido en la Red gracias a esa actitud de cooperación y entrega que nos ha convertido, casi sin darnos cuenta, en personas objetivo a las que recurrir en su propio beneficio.
Pero a ellos les digo que si hemos llegado hasta aquí es por algo y recordarles ese eslogan tan popular y tan manido que dice: “Yo no soy tonto”.
Comparto hoy contigo dos casos reales. Vividos en primera persona, que merecieron respuestas o acciones contundentes y valientes:

Primer caso

Me contactó una Institución privada a través de un correo electrónico en el que me decía:
“Hola Eva. Nos ponemos en contacto para ofrecerte la posibilidad de dar una “Máster Class” de cuatro horas a nuestros alumnos del máster de… La decisión de llamarte y ofrecerteesta posibilidad única de darte a conocer se debe a que para nosotros eres una referente en el Sector.
Contamos contigo y con el apoyo que nos darás en la Red a nivel de difusión con el fin de hacer de este evento algo único… Te proponemos las siguientes fechas… Y poca cosa más.

Mi primera respuesta:
Gracias por pensar en mí… Veré si puedo encajarlo en mi agenda…
Deciros que en ningún momento habéis abordado el tema de cómo se van a cubrir mis honorarios y mi traslado de Barcelona a vuestra ciudad. Ruego me deis más datos al respecto para poder tomar una decisión final.

Su respuesta:
Querida Eva. No a todo el mundo le ofrecemos la posibilidad de acceder a nuestra Institución y alumnos. Creemos que esto debe ser una apuesta personal tuya de futuro; y es por ello que entendemos que la visibilidad que vas a obtener es el mejor de los honorarios… Siempre puedes poner en tu LinkedIn que has estado con nosotros.
En cuanto al traslado y la noche de hotel no tenemos previsto cubrirlo pues entendemos que no es necesario teniendo en cuenta que puedes ir y volver en el mismo día.

Mi segunda y contundente respuesta:
Hola de nuevo. Tras la lectura de vuestro segundo correo ya he tomado una decisión al respecto, y es que no acepto vuestra propuesta porque entre otras cosas, no reúne ni tan siquiera las condiciones básicas de lo que es una propuesta seria y firme.
Deciros que detrás de una Master Classs de 4 horas hay más de 25 horas de preparación, trabajo y búsqueda de casos prácticos; y eso, amigos míos, es un trabajo de se debe remunerar.
Si queréis apostar por personas que den visibilidad a vuestro centro y que os hagan el trabajo de promoción en la Red, también debéis remunerarlo; y, por supuesto, si viene de otra ciudad pagarle como mínimo el transporte y la noche de hotel pertinente.
No sé si este sistema os funciona y hay muchos colegas de profesión que acepten estas condiciones pero os digo desde ya que yo no las acepto ¿Y sabéis por qué? Porque si yo no pongo en valor mis conocimientos y lo que sé hacer, difícilmente lo haréis los demás.
Nuevamente agradecida por pensar en mí y espero entendáis los motivos que me llevan a declinar vuestra “no propuesta”…
Cómo puedes imaginar tras este correo ya no hubo más…

Segundo caso (En el mundo de la empresa y consultoría)

Esta vez el contacto fue telefónico.
“Muy buenos días, Eva. Te contactamos con el fin de solicitarte una propuesta a nivel de consultoría y lo hacemos porque sabemos que eres una gran especialista en estos temas.

Queremos digitalizar a nuestros equipos comerciales y necesitaríamos a alguien para poner todo este proceso de transformación en marcha… “.
Hasta aquí, bien. Como puedes imaginar es un proyecto que a mí me seduce desde el minuto cero y en el que pongo toda mi ilusión.
Hago lo que hacemos todos los consultores en ese instante: confeccionar una propuesta de calidad y valor para que me compren el proyecto que me quita horas de sueño porque lo necesitan urgente…
La envío y me vuelven a llamar: Excelente, pero como es un tema estratégico para nosotros necesitaríamos que las perfilaras un poco más a nivel de contenidos y “timming” de ejecución por etapas…

Y yo, tonta de mí, la reformulo y la envío de nuevo. Bajando a un nivel de detalle demasiado alto.
¿Imaginas ya lo que pasó?
No volvieron a llamar… ¿Para qué? Ya habían obtenido la información necesaria para ponerlo en marcha, ya les había desvelado mi procedimiento y mi saber hacer… 

Les había dado las claves para desarrollarlo en interno sin la necesidad de contar conmigo…

Decidí no llamarles de nuevo cuando me enteré que lo habían puesto en marcha aunque alerté a mis colegas del procedimiento de esta organización, para que no cayeran en el mismo error.

Dos casos y podría relataros más… Personas que promueven eventos y te piden que escribas una entrada en tu blog personal para darles publicidad, Marcas que te proponen que hables de ellas, blogueros que te piden que compartas sus artículos en tu blog…. Malas prácticas que lo único que consiguen es un efecto bumerang de rechazo total.
Siempre apoyaré y asistiré gratuitamente a congresos, eventos y proyectos que entienda que deban ser apoyados porque así lo sienta; quizá por simpatía, o porque el cuerpo me lo pida; pero, decirles desde estas líneas a las marcas, instituciones y empresas que no olviden nunca que:
Somos muchos los que ya no estamos dispuestos a poner nuestro mundo de relaciones, visibilidad, blogs ni nuestra credibilidad y mucho menos nuestros conocimientos al servicio de terceros sino existen razones poderosas y reales para hacerlo.
Las personas trabajamos para vivir, no vivimos para trabajar.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en email

Últimos posts

La clave del éxito de tu marca personal pasa por construir tu entorno personal de aprendizaje (#EPA / #PLE)_evacolladoduran.com
#TransformacionDigital

La clave del éxito de tu Marca Personal pasa por construir tu entorno personal de aprendizaje (#EPA / #PLE)

Leer más →
10+10 Aprendizajes 2020_evacolladoduran.com
#TransformacionDigital

10 + 10 Aprendizajes profesionales #MarcaPersonal #RRHH #TransformacionDigital

Leer más →
IMG-6831
#TransformacionDigital

Coherencia, ahora más que nunca #MarcaPersonal #RRHH

Leer más →
shutterstock_350844614
#TransformacionDigital

La templanza… la mejor aliada de tu marca personal en estos momentos. #RRHH #MarcaPersonal

Leer más →

Libros y cursos

MARCA ERES TÚ

Mejora tu futuro profesional a través de tu marca personal

EL MUNDO CAMBIA, ¿Y TÚ?

Claves para diseñar tu futuro profesional en plena era digital

IMPULSA TU LIDERAZGO DIGITAL

Mejora tu futuro profesional a través de tu marca personal