Vale, conseguiste la entrevista y ahora qué …


En los tiempos que corren conseguir una entrevista es poco más o menos una lotería.

De entrada, has recorrido el primer tramo del camino… alguien te ha preseleccionado entre un número elevado de candidatos.


Ese alguien, de entrada, presupone que tu CV es verdadero, que reúnes una buena parte del perfil solicitado en la oferta y quiere mantener un contacto personal contigo para comprobar, conocerte y evaluar si eres la persona idónea para el puesto; su otro objetivo y no menos importante, independientemente de que cumplas el perfil será evaluar si encajas en el equipo ya existente.
Una vez producido ese pequeño milagro, ha llegado la hora de la verdad; debes prepararte a conciencia para ese encuentro, un momento que es determinante y exclusivo por lo que es de vital importancia.
No voy a hablar sobre cómo ir vestidos o qué llevar a la entrevista, ni entraré en temas de aptitud porque entiendo que sobre lo primero ya se han escrito muchas y buenas entradas y lo segundo “se te presupone”.
Quiero hablar de algo que es bastante más importante, quiero hablar de la ACTITUD ante la entrevista.
 
«Nuestro objetivo debe ser llegar al final del camino, y ser nosotros quienes elijamos el proyecto ofertado y no quien nos selecciona».
 
Sí, lo sé, es un objetivo ambicioso, pensaréis que me he vuelto loca pero os aseguro que es la única forma de implicarse desde el principio, de vivirlo, luchar por él y hacernos lo suficientemente creíbles para superarlo.
Actitud previa …
 
Antes de acudir, debes tomar una actitud proactiva, busca toda la información posible sobre tu empresa objetivo:  Investiga su Web corporativa, empápate de sus datos a nivel de evolución económica e histórica, sobre su organización, cultura, valores, productos…
 
Observa y analiza su presencia en «Social media», en los medios de comunicación y redes sociales. Esa información te dará una gran idea sobre cómo se dirigen al cliente, cómo se relacionan, cómo interactúan e incluso de cómo venden.
 
Busca en Linkedin a tu entrevistador/ra  y en el caso de que la encuentres infórmate sobre su recorrido en la organización (en un momento dado te puede ayudar).
Pregunta a tus contactos en las redes sociales si saben algo sobre la empresa o si conocen a alguien que ha trabajado en ella.
«Hazlo, porque la empresa si lo hará, buscará toda la información que pueda sobre ti»
Realizar este ejercicio preliminar te ayudará a reflexionar si este proyecto te interesa realmente; y de ser así, irás adquiriendo una seguridad en el proceso y probablemente una ilusión y una pasión que sin duda alguna, se trasladará a la entrevista.
Actitud durante …
Si eres una persona en situación de desempleo lo primero que debes pensar y mostrar es que tú no eres «un parado» sino una persona en «búsqueda de empleo», una persona activa y disciplinada que emplea la totalidad de su jornada diaria en trabajar para obtener su objetivo: un nuevo empleo.
Si eres un trabajador en activo te incidirán mucho sobre el motivo de cambio, ahí debes ser hábil, no hables mal de tu empresa actual… Manifiesta el deseo de cambio, el deseo de trabajar en un nuevo entorno, habla de retos, habla de futuro…
Es tu momento, ¡el momento de mostrar el brillo en tus ojos! Tus respuestas deben centrarse  en los avances,  y en como progresaste en tus trabajos anteriores, habla de tus logros, de lo que aprendiste, de lo que pusiste en marcha.
 
Prepárate para esas preguntas típicas que seguro te harán tipo ¿Por qué debería escogerte a ti? ¿Cuál crees que será el valor añadido que nos puedes aportar? ¿Qué evolución te gustaría a dos años vista? Acompañado de háblame de tus puntos fuertes y de mejora…..
Introduce la información que has obtenido previamente en tus respuestas. Y sobre todo… se tú mismo siempre.
Actitud tras ….
 
Empieza un momento crucial; debes recapacitar y reflexionar sobre todo el proceso, debes valorar si te interesa realmente, si el puesto ofertado se ajusta a lo que buscabas, si te ves o no dentro de ese tipo de organización. Si la respuesta es no, más vale una retirada a tiempo… A eso me refería al inicio del post, tú decides 
Ahora, a esperar el resultado…
 
Si la respuesta es negativa intenta hablar con la persona que te entrevistó para saber el por qué, es un ejercicio duro pero muy necesario porque quizá nos ayude para enfrentarnos a posteriores entrevistas.
 
Si la respuesta es , habrás logrado tu objetivo pero no estarás al final del camino, sino a la mitad… Todavía no es momento de relajarse… Ahora hay que continuar, no olvidéis que os enfrentáis a un periodo de prueba que habrá que superar.

Y recordad siempre : el 90% del éxito es la preparación y el 10% la oportunidad … 
 
 
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en email

Últimos posts

La clave del éxito de tu marca personal pasa por construir tu entorno personal de aprendizaje (#EPA / #PLE)_evacolladoduran.com
#TransformacionDigital

La clave del éxito de tu Marca Personal pasa por construir tu entorno personal de aprendizaje (#EPA / #PLE)

Leer más →
10+10 Aprendizajes 2020_evacolladoduran.com
#TransformacionDigital

10 + 10 Aprendizajes profesionales #MarcaPersonal #RRHH #TransformacionDigital

Leer más →
IMG-6831
#TransformacionDigital

Coherencia, ahora más que nunca #MarcaPersonal #RRHH

Leer más →
shutterstock_350844614
#TransformacionDigital

La templanza… la mejor aliada de tu marca personal en estos momentos. #RRHH #MarcaPersonal

Leer más →

Libros y cursos

MARCA ERES TÚ

Mejora tu futuro profesional a través de tu marca personal

EL MUNDO CAMBIA, ¿Y TÚ?

Claves para diseñar tu futuro profesional en plena era digital

IMPULSA TU LIDERAZGO DIGITAL

Mejora tu futuro profesional a través de tu marca personal